Discours de l’Ambassadeur lors du 14 juillet 2016

JPEG

Discours de l’Ambassadeur - 14 juillet 2016

Paola y yo, con los colegas de la Embajada, nos sentimos honrados y felices de recibirlos este día en la Residencia de Francia.

La fiesta nacional francesa celebra el 14 de Julio de 1789, fecha de la toma de la Bastilla, día simbólico que marcó el fin de la monarquía absoluta, seguido del fin de la sociedad de órdenes y privilegios. Tendemos a olvidarlo a veces, pero la fiesta nacional también celebra el 14 de Julio de 1790, día de unión nacional durante la Fiesta de la Federación, organizada un año después del comienzo de la agitación revolucionaria.

A lo largo de los últimos meses, mi país ha sido víctima de atentados terroristas de una violencia y una barbarie sin precedentes, así como varios otros países o ciudades de Europa y del mundo (pienso en Bruselas, Estambul, Londres o Madrid…). Los franceses se unieron a favor de la defensa de los valores de la República y de las libertades. Por supuesto que no olvido las dificultades que se nos presentan, el camino que queda por recorrer todos juntos, para luchar cada vez con más fuerza contra la pobreza y la exclusión, para modernizar el país…
Hace más de dos siglos mis compatriotas lucharon contra el obscurantismo durante la Revolución, para ver nacer un mundo más justo e igualitario ; para que cada persona, sin importar sus orígenes, tenga la posibilidad de desarrollarse en función de sus méritos en el seno de nuestra sociedad. Hoy en día, luchamos contra el fanatismo, para defender nuestros modos de vida y nuestros valores. Más, estamos unidos en esta lucha y es esta unión, ante un adversario común, que hace, tanto ayer como hoy, nuestra fuerza.

Somos aún más fuertes pues no estamos solos.

Me gustaría compartirles como guardo en mi memoria, con emoción y afecto, las múltiples pruebas de solidaridad que me fueron manifestadas los días que siguieron el 13 de Noviembre pasado. Y es que compartimos los mismos valores de democracia, de respeto de las libertades y de lucha contra el terrorismo. Y El Salvador asume su parte de responsabilidad en los esfuerzos de la Comunidad Internacional, al enviar contingentes militares a Mali, al Líbano o a Haití, para prestar asistencia a naciones que atraviesan dificultades o que se encuentran enfrentadas al terrorismo. Es una contribución importante para su país, que apreciamos enormemente y por la cual les agradecemos.

Francia también es más fuerte porque está en Europa.

Desde su origen, el proyecto de construcción europea lleva en sí la creación de una unión cada vez más estrecha entre naciones y pueblos. Ese es el proyecto fundador : juntar y unir, poner en común… La construcción europea es una comunidad de destinos, de valores y de libertades.

Por supuesto, la Unión Europea debe reformarse, renovarse para responder de manera más eficaz a las expectativas de nuestros conciudadanos, ser capaz de afrontar las crisis y los desafíos del mundo actual. Estos desafíos son de civilización, encarnados por la amenaza de la organización del Estado Islámico ; demográficos con África, cuya población (1.2 billones de habitantes) se calcula, doblará de aquí a 2050 y cuyo desarrollo necesitará un fuerte apoyo para contener la presión migratoria ; económicos con una competencia actual globalizada ; medioambientales con la necesidad de conciliar armoniosamente las necesidades de nuestro desarrollo con la conservación de los recursos y la limitación de emisiones de gas responsables del cambio climático… Pero las respuestas a estos desafíos no las podremos encontrar si no trabajamos juntos. Jean Monnet, uno de los Padres fundadores de Europa, declaraba, hace más de medio siglo, lo siguiente : “Solo podemos elegir entre los cambios que nos veremos forzados a hacer y los que queríamos y hayamos sabido realizar”. Ante la complejidad de un mundo fragmentado y dividido, como bien lo sabemos, las respuestas solo podrán encontrarse en la unión y la voluntad.
La Unión Europea, como lo saben, son también valores compartidos : la no discriminación en función de los orígenes, de la religión o de las preferencias personales, sexuales principalmente ; la abolición universal y absoluta de la pena de muerte ; la libertad : aquella de poder hacer negocios por supuesto ; pero también aquella de poder circular, establecerse, creer o no creer, aquella de amar a quien se quiera amar…Y Europa también es solidaridad, entre naciones y hacia los más desfavorecidos y los que sufren, hacia quienes tenemos un deber de apoyo… Aquí en El Salvador, juntos con los estados miembros de la UE, buscamos promover esos valores, sin descanso, en el respeto de los lazos de amistad y de respeto mutuo que nos unen.

En un mundo dividido y fraccionado, los procesos de integración son necesarios y al evocarlos, pienso claramente en el SICA y en el proceso de integración centroamericano, que observamos con vivo interés y que apoyamos. Las respuestas a los retos que se les presenten serán aún más eficaces si saben aportarlas y trabajarlas juntos. El atractivo de cada Estado de la región será aún más importante si lo saben desarrollar y poner en valor juntos.
Francia en El Salvador
A lo largo de los últimos meses, recibimos la visita del Sr. Jean-Pierre BEL, enviado personal del Presidente François Hollande para América Latina y el Caribe, y la de una delegación del grupo de amistad Franco-Centroamericana del Senado. Hemos también abierto varios proyectos bilaterales : y para citarles unos cuantos :

- La confirmación de inversiones importantes, privadas y públicas, en los sectores tanto de la energía, con la empresa NEOEN, que del agua. Son proyectos importantes que contribuirán a modernizar el país, que buscan mejorar la calidad de vida de las poblaciones y participan al desarrollo económico sostenible y respetuoso del medio ambiente. Varios meses después de la firma del Acuerdo de Paris, en el cual El Salvador jugó un rol importante y visible, este tipo de proyecto resulta particularmente simbólico y revelador del tipo de presencia que deseamos tener aquí ;

Esperamos que la Honorable Asamblea Legislativa confirme rápidamente la ratificación de la oferta francesa para la rehabilitación de la planta de las Pavas. No dudo que los elementos relativos a la calidad de esta propuesta, que será llevada a cabo en total transparencia, el salto tecnológico que aportará y los ahorros que permitirá hacer al Estado sean suficientes para convencer. La población de la capital merece poder contar con un servicio público de agua de calidad y fiable. Es una cuestión de interés general que trasciende opiniones y consideraciones partidarias (por más legítimas que sean).

- El lanzamiento, hace unos días con la ministra del medio ambiente, de un proyecto de desarrollo agro pastoral financiado por el Fondo Francés para el Medio ambiente Mundial ;
- La continuación de nuestra colaboración con FONAES del proyecto “Techo y Agua”, que representa un importante logro social y de salud pública.
- La reintroducción, con el Ministerio de Educación y de la Alianza Francesa, de la enseñanza del idioma Francés en algunas escuelas públicas ;
- Un gran coloquio sobre la arqueología preventiva que organizaremos, junto a la Secretaria de la cultura, la dirección del Patrimonio y el MUNA en Noviembre próximo ;
- La negociación, con el Ministerio de Relaciones Exteriores de un acuerdo marco de cooperación cultural, científica y técnica entre nuestros dos países ; creo que las cosas avanzan bien y que pronto alcanzaremos logros ;

Estos avances son una muestra de nuestra voluntad de trabajar con el Gobierno de El Salvador, con responsables políticos y poderes locales, con organizaciones de la sociedad civil, con el sector empresarial… para desarrollar nuestros intercambios y densificar cada día más nuestra relaciones. A todos nuestros interlocutores salvadoreños, que nos demuestran su disponibilidad y la voluntad que compartimos de avanzar juntos, les agradezco, de todo corazón.

Es que, Señor Ministro, tenemos ambiciones para su país : aquellas de un país que viva en paz consigo mismo ; de un país que ofrezca más oportunidades a su juventud ; de un país que se desarrolle respetando su medio ambiente tan rico ; de un país donde el progreso social y la reducción de las desigualdades avancen de la mano con el crecimiento económico y la modernización de la economía ; de un país donde la seguridad, la Justicia, la transparencia y la lucha contra la corrupción sean prioridades de la acción pública y dispongan, por ende, de medios adecuados para implementarse…

Sé que nuestras ambiciones coinciden con las suyas ; Sé igualmente que varios avances se han logrado recientemente (pienso en particular a la seguridad : cada vida salvada es una victoria para El Salvador). Compartimos esta voluntad de avanzar y estamos dispuestos a trabajar con Usted. Espero en efecto que, modestamente, mi país esté en capacidad de contribuir a que El Salvador se vuelva más próspero y atractivo, a lograr que su voz, así como fue el caso durante la COP21 en Paris el año pasado, sea escuchada aún más en el ámbito internacional.

Chers compatriotes,
Quelques mots dans notre belle langue, pour vous dire combien nous sommes heureux de vous recevoir aujourd’hui.

Ce matin à l’initiative du maire de Santa Tecla (la ville où est installé le Lycée français) et des membres du Conseil municipal, nous avons inauguré le « Bulevar República de Françia ». Quel bel hommage à notre pays !

Les projets que je viens d’évoquer, les ambitions que nous formulons pour ce pays où nous vivons, la présence française et notre coopération bilatérale, c’est aussi votre présence et votre dynamisme qui les rendent possible.

Sans les Français du Salvador, la France ne serait plus autant la France au Salvador. Et les évolutions à venir dans notre dispositif diplomatique, dont je sais les complications qu’elles peuvent entraîner (même si nous nous employons à en atténuer les effets), n’auront pas d’incidence sur notre action et les projets que nous lançons ou accompagnons : je pense notamment au lycée français, qui se modernise et s’agrandit grâce au dévouement et au travail remarquable de tous ses personnels et des membres de sa Junta directiva ; à l’Alliance Française dont je salue le dynamisme et la créativité ; à notre Chambre de Commerce Franco-Salvadorienne (je salue ici sa Présidente, Mme Michelle Gutierrez) porte d’entrée pour nos entreprises qui s’intéressent au Salvador, aux opportunités qu’il recèle et y investissent.

Soyez assurés de l’entier soutien de l’ambassade et des équipes qui y travaillent, au service de la France, de notre relation bilatérale et pour vous.

Les agradezco a todos por su atención. Antes de invitarlos a disfrutar :
- del bufet, preparado por el personal de la Residencia y del hotel Intercontinental,
- de los quesos franceses distribuidos por Diaco en El Salvador,
- y de los maravillosos chocolates de XOCOLATISSIMO
les invito a brindar todos juntos :

Por la felicidad y la prosperidad en El Salvador
Por la amistad entre nuestras dos naciones
Vive la France, Vive la republique, Viva El Salvador

publié le 21/07/2016

haut de la page