Inauguración de nuevos sistemas "Techo y Agua" para el acceso al agua potable.

El 4 de diciembre, el Embajador visitó el cantón de Lomas de San Marcelino, en el departamento de Santa Ana, con el fin de inaugurar una nueva fase del programa “Techo y Agua”.

Gracias a su sistema de recolección de agua de lluvia “Techo y Agua”, varias decenas de familias de los pueblos de Las Lomas et La Bolsa, situados a más de 1.700 metros de altitud en la cordillera de Apaneca, tendrán ahora acceso al agua potable, sin tener que caminar dos kilómetros hasta el acceso más cercano de sus casas y ahorrando así ocho dólares a la semana en compra en cisternas de agua.

El programa “Techo y Agua” fue implementado en el 2004 por el Fondo Ambiental de El Salvador (FONAES), y financiado por Francia.

El sistema de recolección de agua de lluvia y su tratamiento por filtros permite alimentar en agua consumible las comunidades rurales más pobres del país, mejorando así sus condiciones de vida y salud y la calidad de sus vidas cotidianas.

En El Salvador, el 90% de las aguas de superficie están contaminadas y cerca de 1,5 millón de personas no tienen acceso al agua potable.

El Salvador es el tercer país de América Latina con la tasa de desigualdad más alta en acceso al agua potable. Solamente el 32 % de la población rural tiene acceso a servicios de agua, no necesariamente consumible, y se estima que en los hogares más pobres del país la recolección de agua ocupa el 14 % del tiempo de las familias, tiempo que podría ser utilizado en actividades productivas o educativas.

El acceso al agua potable es reconocido por la ONU como un derecho fundamental, y el financiamiento de Francia del proyecto “Techo y Agua” en El Salvador permite garantizar ese derecho a muchas familias y eso desde hace más de 10 años.

Inauguración de nuevos sistemas "Techo y Agua" para el acceso al agua potable. - JPEG
Inauguración de nuevos sistemas "Techo y Agua" para el acceso al agua potable. - JPEG

publié le 16/02/2016

haut de la page