Intervención del Primer Ministro Jean-Marc Ayrault : Mali - 2a. sesión de la Cumbre UE/CELAC (domingo 27 de enero 2013)

2a. sesión de la Cumbre UE/CELAC (domingo 27 de enero 2013) Intervención del Primer Ministro Jean-Marc Ayrault

JPEG

Señores co-presidentes,

Señoras y Señores Jefes de Estado y de Gobierno,

Señoras Ministras y Señores Ministros,

Señoras y Señores,

Esta segunda sesión, me parece ofrecer el momento oportuno para tratar con ustedes la situación en Mali. Sé que este país está alejado de su continente, pero lo que está en juego allí y a lo que estamos confrontados concierne a la comunidad internacional en su conjunto.

Pensé que sus países, entre los que algunos han sido duramente tocados por el terrorismo, desearían ser informados sobre esta situación y las razones que llevaron a Francia a intervenir.
Después de su toma de posesión, el Presidente François Hollande movilizó sin descanso a la comunidad internacional sobre los peligros de la situación en Mali. Principalmente lo hizo en la tribuna de la Asamblea General de las Naciones Unidas, en septiembre último, insistiendo en la amenaza que representaba para la estabilidad de toda el Africa del Oeste y, más generalmente, la seguridad internacional, esta pérdida de soberanía de Mali en una parte de su territorio.
La comunidad internacional tomó nota de esto, ya que tres resoluciones, bajo capítulo VII, han sido adoptadas por unanimidad por el Consejo de Seguridad. La resolución 2085 del 20 de diciembre último autorizó el despliegue de una fuerza africana para ayudar a Mali que recobrar su integridad territorial.

La Unión Europea ha decidido, por lo que se refiere a ella, contribuir poniendo en marcha una operación de formación, en el marco de su política de seguridad y de defensa común.
Probablemente es para impedir la comunidad internacional actuar que los grupos terroristas, el 10 de enero último, han repetido la ofensiva, apoderándose de una ciudad que manda el acceso al Sur de Mali y de su capital.

El Presidente legítimo de ese país soberano lanzó un llamado de ayuda a Francia e informó de eso al Secretario General de Naciones Unidas. El Consejo de Seguridad confirmó que había efectivamente una amenaza directa contra la paz y la seguridad internacionales.
En el respeto de la Carta de las Naciones Unidas, mi país decidió asumir sus responsabilidades y ayudar a este país amigo. Nuestros objetivos consisten en parar la avanzada de los grupos terroristas hacia el sur, en ayudar a Mali a recobrar su integridad territorial y a preparar la puesta en ejecución de las resoluciones del Consejo de Seguridad. Francia no tiene ningún otro objetivo en Mali. Quiero subrayarlo delante de ustedes.

Su intervención a lado de las fuerzas armadas malinesas y en respuesta a la demanda de un Estado soberano no tiene vocación de prolongarse. Durará el tiempo necesario para que la operación africana tome el relevo.

Los países de África del oeste saludaron unánimemente esta decisión. Nuestros socios de la Unión Europea nos aportan un apoyo importante político y logístico. La operación africana, el MISMA, está en proceso de despliegue y el primer contingente de la operación europea llegará a Bamako, a principios de febrero.

Hacemos un llamado a toda la comunidad internacional a continuar movilizándose. Cada uno de ustedes puede contribuir, según sus posibilidades, ayudando a Mali y a los países de África del oeste que vienen a su socorro. Una conferencia de los donantes se efectúa, el 29 de enero, en Addis Abeba.

Francia es plenamente consciente de la necesidad de una solución política y de un esfuerzo de desarrollo para abrir la perspectiva de una paz sostenible. Un proceso debe ser rápidamente comprometido, en la perspectiva de elecciones democráticas en Mali y del establecimiento de un diálogo con todos los componentes de la sociedad malí, en todo su territorio.

Les agradezco.

publié le 19/05/2014

haut de la page