LOS PRESIDENTES GAUCK Y HOLLANDE ESCRIBEN UNA NUEVA PAGINA DE LA RECONCILIACION FRANCO-ALEMANA

El 10 de junio de 1944, el pueblo francés de Oradour-sur-Glane fue el escenario de la masacre de 642 hombres, mujeres y niños. Por primera vez, este 4 de septiembre de 2013, un Presidente alemán, el Señor Joachim GAUCK, acudió a Oradour-sur-Glane para recorrer, en compañía de su homólogo francés, el Señor François HOLLANDE, las ruinas del antiguo pueblo. Ambos mandatarios tuvieron un momento de recogimiento en la iglesia donde, en 1944, los SS de la división “Das Reich” encerraron a 400 mujeres y niños, antes de matarles y prender fuego al edificio, así como a las granjas donde estaban presos los hombres. Con una intensa emoción platicaron con Roberto Hébras, de 88 años, quien sobrevivió a la masacre en la cual desaparecieron todos sus familiares.
Esta visita de un jefe de Estado alemán, capaz de mirar cara a cara la barbaridad nazi del siglo pasado, es un verdadero desafío a la historia, un ejemplo para el mundo. Confirma la profunda y sincera amistad que forjaron nuestros dos países desde el final de la segunda guerra mundial.

publié le 06/09/2013

haut de la page